Cargando ...

ARQUITECTURA Y ENTORNO

El Museo Nacional de la Estampa ocupa el edificio que está al costado de la parroquia de la Santa Veracruz, en la plaza del mismo nombre, una de las más antiguas de la Ciudad de México.

En 1526, Hernán Cortés construyó una ermita para la Archicofradía de la Cruz, constituida por él mismo en 1519, tras arribar a Veracruz. Hacia finales de la década de 1520, la Archicofradía y el Cabildo de la Ciudad de México negociaron la ampliación de la ermita y la construcción de los edificios que la acompañarían. Según Manuel Rivera y Cambas, el Cabildo le concedió a la Archicofradía “dos solares entre el límite de la traza por el Poniente, en la calle de Sta. Isabel, y las primeras casas con huerta en la calzada de Tacuba”, con la condición de que quedara “una calle entre el hospital y las casas de los indios y que se levantaran los edificios sin perjuicio de los indígenas”. Un año después, el Cabildo acordó recuperar estos solares para edificar inmuebles con casa-muro “por delante y por las espaldas, para que se pudiera salir de aquí hasta la tierra firme, formando una acera de casas de una y otra parte de la calzada”, así que sustituyó uno de los solares que colindaba con la calzada por uno ubicado detrás de la ermita, orientado hacia el norte.

A mediados del siglo XVI, la población española crecía velozmente y la parroquia del Sagrario no se daba abasto para administrar los sacramentos. Debido a la falta de recursos para crear nuevas parroquias, el arzobispo y el virrey solicitaron “a los cofrades de la Veracruz y de Santa Catarina mártir que en sus iglesias respectivas se fundaran las parroquias”. Así, en 1568, se creó la parroquia de la Santa Veracruz. Para mediados del siglo XVIII, ésta tenía una extensa jurisdicción que abarcaba la población española que vivía en los pueblos de “San Antonio de las Huertas, San Agustín de las Cuevas, Chapultepec, Nonoalco, Molinos del Rey y de la Pólvora (Santa Fe) a más de los barrios de la Ciudad de México”.

En 1813 tuvo lugar una querella entre el arquitecto y escultor Manuel Tolsá y el cura de la parroquia de la Santa Veracruz por la propiedad del camposanto del Calvario —probablemente creado tras la epidemia de viruela de 1779—, cementerio ubicado junto a la parroquia y frente al hospital de San Juan de Dios, es decir en donde actualmente se encuentra el Museo Nacional de la Estampa. El conflicto se resolvió a favor de Tolsá, quien alegó que el cementerio, si bien anteriormente perteneciente a la parroquia, se encontraba secularizado. El arquitecto ofreció sufragar el traslado de “los huesos” del cementerio, donde sería enterrado tres años después. El Cabildo ordenó la destrucción de este camposanto en 1833, orden que debió cumplirse entre 1833 y 1842.

Durante las dos décadas siguientes, varias personas solicitaron la adjudicación de la plazuela de la Santa Veracruz —que a partir de dichos años comenzó a ser llamada, en las actas, indistintamente como plazuela de San Juan de Dios—. En estas fechas se registraron distintos tipos de conflictos vecinales: intentos de adjudicación con miras a convertir la plaza en un mercado, abusos en las mercedes de agua y la apropiación de más solares de los permitidos por parte de alguno de los habitantes.

En 1861, el escritor, político y hombre de armas Florencio María del Castillo Velasco adquirió “un terreno eriazo” en la plazuela, por el costo de 2480 pesos. Florencio María del Castillo Velasco nació el 27 de noviembre de 1828, hijo de un magistrado de Costa Rica. Tras fracasar en los estudios médicos, se dedicó al periodismo y la literatura, y comenzó a trabajar para El Monitor Republicano, publicación que dirigió entre las décadas de 1840 y 1850. En 1857 participó en el Cabildo de la Ciudad de México como comisionado interno del Ramo de Instrucción Pública y como responsable de la Memoria Municipal. En 1861, tras la Guerra de Reforma, Del Castillo Velasco fue electo presidente del Cabildo de México y diputado propietario al segundo Congreso Constitucional.

Durante la Intervención Francesa, en 1862, Florencio resolvió enfrentarse a las tropas invasoras junto a su hermano José María. Ante la falta de recursos, Florencio regresó a la ciudad para “vender una casa, su única riqueza, que había comenzado a edificar”. Es altamente probable que esa casa, construida en los terrenos de la plaza de la Santa Veracruz, fuera la predecesora del edificio que actualmente alberga el Museo Nacional de la Estampa. El 3 de agosto de 1863, el periodista fue aprehendido, conducido a la cárcel de Santiago Tlatelolco y, tras un juicio militar, trasladado al Castillo de San Juan de Ulúa, en Veracruz. Murió en octubre del mismo año. En los años posteriores, el Cabildo registró varias peticiones de José María, su hermano, relacionadas con la plaza de la Santa Veracruz.

A principios de 1869, la estatua de Morelos ubicada en la plazuela Guardiola fue trasladada a la de la Santa Veracruz. A partir de ese momento, ese espacio también fue referido en las actas como plazuela de Morelos. La efigie había sido mandada a hacer por el gobernador del Estado de México, Mariano Riva Palacio, desde junio de 1857. Según su proyecto original, la escultura debía ser instalada en San Cristóbal Ecatepec, lugar de fusilamiento del combatiente independentista.

En marzo de 1884, el Cabildo de la Ciudad de México solicitó el pago de 2486 pesos por los cuales se le adjudicó una parcela a Florencio del Castillo. Un par de semanas más tarde, Carlos del Castillo solicitó una breve prórroga para pagar “por las casas edificadas en la plaza de Morelos”. El 18 de julio de 1884 se registró el pago del adeudo “por el terreno en que están edificadas sus casas núms 2 y 3 de la plazuela de Morelos”. Estas y otras actas del Cabildo de 1887 confirman que los hijos de Florencio M. del Castillo, uno de los cuales, con seguridad, era Carlos, se mantuvieron como propietarios de los terrenos adquiridos por su padre, terrenos ocupados por, al menos, dos casas.

La mayor parte de los artículos —especializados o no —y reseñas escritas sobre el Museo Nacional de la Estampa señalan que la casona que actualmente alberga el MUNAE es “de corte porfiriano” y que, como tal, fue edificada “en las últimas décadas del siglo XIX”. Si tomamos en consideración lo anterior, al igual que la ausencia de menciones a dicha casa o terrenos en las actas de Cabildo restantes —que se extienden hasta 1928—, podría inferirse que el proyecto inmobiliario de la familia del Castillo Velasco, iniciado por Florencio antes de la Intervención Francesa y continuado por su hijo Carlos en las décadas subsecuentes, corresponde a la actual sede del museo.

En 1967, el entonces Regente capitalino, Alfonso Corona del Rosal, proyectó la remodelación de la Plaza de la Santa Veracruz y el antiguo Jardín Morelos. Tras las intervenciones, los inmuebles contiguos al templo de la Santa Veracruz continuaron en manos de particulares y se les destinaron distintos usos, tanto comerciales como habitacionales. En 1983, la Secretaría de Asentamientos Humanos y Obras Públicas del Gobierno Federal, adquirió el edificio indicado con el número 39 de Avenida Hidalgo para instalar ahí la representación del Gobierno del Estado de Colima, para lo cual se solicitó la restauración del inmueble al Arquitecto Javier Villalobos. Sin embargo, la instalación de aquella oficina estatal no se llevó a cabo y, finalmente, a partir del Decreto firmado por el Presidente de la República, Lic. Miguel de la Madrid Hurtado, y publicado en el Diario Oficial de la Federación el 17 de diciembre de 1986, el inmueble se destinó al servicio de la Secretaría de Educación Pública para uso del Instituto Nacional de Bellas Artes, a fin de que en él se estableciera el Museo Nacional de la Estampa.

INFORMACIÓN PARA EL VISITANTE

Ubicación

Av. Hidalgo 39, Plaza de la Santa Veracruz, Col. Centro Histórico, Del. Cuauhtémoc
C.P. 06050, Ciudad de México  

Horario
Martes a domingo de 10 a 18 horas
Lunes cerrado
Consulta horario en días festivos

Admisión

Entrada general: $50 pesos
Entrada gratuita: con credencial de estudiante, profesor e INAPAM.
Domingos entrada libre

Metro
Línea 2, estaciones:
Hidalgo
Bellas Artes
Metrobús
Línea 4, estaciones:
Hidalgo
Bellas Artes

Contacto

8647 5220 ext. 5448
munae.informes@inba.gob.mx

Crea tus colecciones

Regístrate para guardar tus obras favoritas

Registrate con:
Gmail
Facebook
Twitter
¿Ya tienes cuenta?