Cargando ...
La Duplicadora: risografía, arte gráfico y edición
9 de agosto - 11 de noviembre, 2018

Una fruición compartida entre Vanessa López y Emmanuel García por la obra editorial, la gráfica y otros impresos se transformó en proyecto de colaboración que hace veintidós meses tomó por nombre su principal vocación: La Duplicadora. En este taller de impresión, que enfatiza su principal sistema de producción en la risografía, se enfocan lo mismo en revisar y revisitar hallazgos en librerías de segunda mano, sintetizar el paisaje urbano en una compilación de letreros publicitarios, rescatar joyas en bibliotecas personales, organizar tributos a personajes reales o ficticios, traer a nueva cuenta pública ediciones artísticas de culto por medio de versiones facsimilares y refrescar los recuerdos de infancia con versiones tropicalizadas de historietas clásicas.

 

Vanessa y Emmanuel trazan líneas paralelas de producción y búsqueda que han generado el cuerpo de trabajo expuesto en este espacio museístico. Por una parte, en el caso de los libros publicados entre los siglos XIX y XX, hacen la selección con base en el gusto personal, para posteriormente reeditar o duplicar las versiones resucitadas bajo una cuidadosa factura, que lo mismo considera sistematizar el diseño, la escala, la selección cromática, el tipo de papel, así como la factura del contenedor, todo a partir de materiales contemporáneos. Por otra parte, están las producciones visuales-textuales de autoría heterogénea, que toman la vía del múltiple para terminar en forma de cuaderno, fanzine, caja, libro, cartel, impreso o lo que convenga al objeto final. En tirajes limitados y disponibles a precios accesibles, los productos de la Duplicadora dan la impresión de ser publicados para un deleite singularizado, para construir complicidades con quienes tengan oportunidad de manipularlos.

 

En el universo risográfico de La Duplicadora se ha sumado a la inquietud particular de sus promotores la colaboración de coleccionistas, artistas, escritores y demás interesados en la creación o reedición de imágenes y textos. Al examinar las aportaciones personales que se amalgaman en cada pieza, se reconocen y confirman las recurrencias icónicas de Emmanuel García en la nacionalización de Nancy ―Periquita―, los certeros rescates bibliográficos de Vanessa López, el gusto por la música compartido con varios colegas en el homenaje a Esquivel, las gozosas complicidades de coedición con Mardonio Carballo, María José Cuevas, Dr. Alderete, Demián Flores, Amaranta Galván, Yani Pecanins y Lorena Wolffer. Todo integrado en una familia gráfica.

 

En el contexto local, la risografía atrae la atención de colectivos, activistas y talleres, lo mismo que de editores y diseñadores que, aprovechando sus limitantes, pero también su potencial, han explotado este medio para generar una amplia variedad de propuestas. En esta renovada escena, en la que se agrupa un creciente número de agentes alrededor de la risografía, La Duplicadora se inserta con ánimo de colaboración, pero reconoce las especificidades de su interés. Sus artífices han decantado, en casi dos años, los procesos de este medio de reproducción y desbordado sus posibilidades tecnológicas, hasta ocupar un lugar excepcional, con identidad propia, dentro de este panorama que se amplía entre los polos de lo textual y lo visual.

 

Iván Edeza, Curador




LA RISOGRAFÍA


La risografía es un sistema de impresión digital basado, principalmente, en el funcionamiento del mimeógrafo, es decir, realiza la impresión a través de plantillas. Conocidas también como duplicadoras digitales, estas máquinas se fabricaron como una alternativa para realizar grandes tirajes a un costo bajo y gran velocidad. Risograph fue lanzada al mercado en la década de los ochenta por Riso Kagaku Corporation; aunque existen varias marcas fabricantes de duplicadoras, en la actualidad RISO es la más representativa de esta tecnología a nivel mundial.

 

Para realizar una impresión risográfica, el primer paso consistirá en digitalizar el documento original a través de un escáner incorporado en la riso, al tiempo que se genera la plantilla en un material térmico. A diferencia de las fotocopiadoras que utilizan estática y calor para fijar el tóner al soporte, la tinta de las duplicadoras utiliza un proceso en frío con tinta líquida. La plantilla quedará fijada alrededor de un cilindro que dispensará la tinta y que, al girar, la transportará al papel. Por cada color que requiera la impresión final, se repetirá el proceso mediante cilindros individuales intercambiables. Las tintas están hechas a base de aceite de soya y de arroz y son traslúcidas, por lo que pueden obtenerse nuevos colores al superponerse. Debido al sistema de alimentación de papel, el registro entre tintas será irregular, pero es una de las cualidades de este tipo de impresión y una característica que se aprovecha. Las duplicadoras digitales cuentan con un sistema de operación sencillo y asequible.

 

Esta tecnología originalmente fue diseñada para reproducir hojas volantes, folletos, recetas médicas, circulares, misales y otros impresos efímeros, pero en la última década ha sido utilizada por artistas gráficos e impresores y existen muchos talleres alrededor del mundo donde, a través de la experimentación, se producen piezas gráficas y editoriales de gran calidad.


VER MÁS INFORMACIÓN


INFORMACIÓN PARA EL VISITANTE

Ubicación
Av. Hidalgo 39, Plaza de la Santa Veracruz Col. Centro Histórico, del. Cuauhtémoc
C.P. 06050, Ciudad de México
Horario
Martes a domingo de 10 a 18 horas
Lunes cerrado
Consulta horario en días festivos
Admisión
Entrada general: $45 pesos
Entrada gratuita: con credencial de estudiante, profesor e INAPAM.
Domingos entrada libre
Metro
Línea 2, estaciones:
Hidalgo
Bellas Artes
Metrobús
Línea 4, estaciones:
Hidalgo
Bellas Artes
Contacto
8647 5220 ext. 5443
munae@inba.gob.mx

Crea tus colecciones

Regístrate para guardar tus obras favoritas

Registrate con:
Gmail
Facebook
Twitter
¿Ya tienes cuenta?